Prof. Nicanor Hernandez Almonte., Como ciudadano dominicano que soy, me preocupa en grado sumo la manera en que mis compatriotas tratan a nuestra Madre Naturaleza y, especialmente, el manejo que brindan a los desechos o basuras.

Resulta común observar un ciudadano dominicano arrojar todo tipo de desechos en cualquier lugar, sin reparar en que se trate de una calle, de una plaza pública, de un río, de un arroyo, de una cañada, de una laguna, de un lago, de un océano, de un valle o de una montaña.

La Escuela es un espejo de la sociedad, una especie de reflejo social. Todo lo que sucede en la sociedad afecta de una u otra manera a la Escuela.
Tiene que ser así porque los estudiantes llegan a la escuela provenientes de esa sociedad que tiene múltiples imperfecciones, múltiples defectos.
Una de las características notables de la sociedad dominicana es la falta de educación y conciencia en materia medioambiental. Por tanto, los docentes a diario tienen que predicar que debe echarse la basura en el lugar adecuado. 


La educación medioambiental debe comenzar en el hogar, en cada familia.
El problema de la basura es el problema de todos. Que nadie se crea libre de culpas, porque en alguna etapa de su vida ensució el medio ambiente.
El problema medioambiental todos lo llevamos a cuesta, como el hombre del famoso anuncio del bacalao.
La basura es nuestro bacalao a cuesta. Cada dominicano debe trabajar para que impere una cultura de higiene y respeto al medio ambiente. 

Trabajemos en esa dirección, sin valerse de tremendismos y sin buscar chivos expiatorios.

Publicado en Enero 6

Referencia: https://www.facebook.com/nicanor.hernandezalmonte.9/posts/1985931525016553

Le agradecemos al Prof. Nicanor Hernandez Almonte por consedernos el derecho de publicar sus articulos y pensamientos, gracias.

  • 21
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    21
    Shares

¿Tú que opinas? Cuéntalo aquí: