Prof. Nicanor Hernandez Almonte., Tuve el honor de presidir el Comité pro Estero Hondo Distrito Municipal. Alguien del Comité sugirió que en el proyecto se incluyeran las comunidades de La Jaiba y Gualete, a lo que yo me opuse porque esas comunidades también aspiraban a ser distritos municipales. No podíamos ser mezquinos y teníamos que respetar el derecho legítimo que tenían esas comunidades de hacer realidad sus anhelos, como en efecto lo lograron y de lo que nos alegramos profunda y sinceramente. La Jaiba y Gualete son dos hermosas comunidades a las cuales nos unen lazos de hermandad que se fortalecen con el discurrir del tiempo.

Estero Hondo logró la categoría de distrito municipal en enero de 1998, convirtiéndose en la primera comunidad en alcanzar tal categoría en el municipio Villa Isabela. Respetamos la integridad territorial de las entonces secciones colindantes, es decir, no tocamos ni una pulgada fuera de lo que era la sección Estero Hondo.

Sin embargo, dos flamantes legisladores de nuestra provincia se encargaron de mutilar el territorio del distrito municipal Estero Hondo. En un abrir y cerrar de ojos, sin consultar a morador alguno, Estero Hondo fue despojado de los parajes La Colonia, Los Toros, Guanabanito, La Cementera y Pedro Corto ( erróneamente llamado Pedro Acosta ).

Como el lector puede apreciar, se trata de cinco parajes que ya no forman parte del territorio de Estero Hondo. Creo que eso es demasiado. El legislador debe actuar con prudencia y tener conocimientos elementales en materia de cartografía.

Estero Hondo es un distrito municipal con un territorio muy pequeño por las razones ya expuestas. A pesar de eso, en ese pequeño espacio se pueden apreciar bellezas naturales impresionantes, dignas de la inspiración de los seres humanos que tienen almas de poetas.

Contamos con la playa La Ensenada, de arenas blancas, bajas profundidades y aguas mansas. Todo visitante queda encantado con una playa que nada tiene que envidiar a playa alguna del mundo.

Digno de mención es el Parque Nacional Caño de Estero Hondo, refugio de manatíes o vacas marinas, especies animales en vías de extinción. En este lugar se puede notar la belleza de manglares y de una rica fauna que incluye crustáceos, moluscos, peces, aves y reptiles.

Las playas El Pato y El Burén también tienen sus atractivos e invitan a aquellos que aman la tranquilidad y la vida apacible. Son lugares ideales para reflexionar y compartir con amigos y familiares. Las cuevas del Burén transportan nuestra imaginación a tiempos remotos cuando nuestra isla era un archipiélago.

Cayo Arena es un lugar singular. Llegar a ese lugar y contemplar los bellos manglares, los arrecifes coralinos y los cardúmenes de peces mansos, es algo maravilloso e inolvidable. La playa que está en Cayo Arena es la número 34 en belleza en todo el mundo.

Los habitantes de Estero Hondo nos sentimos más que agradecidos con la Madre Natura por haber colocado tantas cosas bonitas en nuestra tierra. Es tiempo de valorar, proteger y amar lo que nos pertenece. En todo tiempo tratar con respeto, consideración y cortesía a los visitantes.

Estero Hondo es y siempre será la tierra de mis amores.

 

Autor: Prof. Nicanor Hernandez Almonte.

Publicado: 30 de Abril de 2017

Referencia: https://www.facebook.com/nicanor.hernandezalmonte.9/posts/1876481872628186

Agradecemos al profesor Nicanor Hernandez por consedernos el derecho de publicar sus articulos y pensamientos, gracias.

¿Tú que opinas? Cuéntalo aquí: